Request was sended

Su mensaje ha sido enviado correctamente. Nos ponemos en contacto en 24 horas.

Contáctenos!

Fill the form below and one of our agents will contact you as soon as possible to guide you through your selection process.

Subscríbase a las actualizaciones

I've read and accepted the legal

Compare Listings

enero 17, 2018

Gastos asociados al tener una propiedad en España

Share on |
Gastos asociados al tener una propiedad en España

Gastos relacionados con los bienes inmuebles residenciales en España

 

Si usted ha cumplido su deseo, y se ha convertido en el afortunado dueño de un apartamento o casa en España, ahora es el momento de pensar en los gastos en los cuales incurrirá cada mes o una vez al año.

Además de la hipoteca, si solicitó el dicho préstamo, el hecho de poseer una vivienda conlleva una serie de otros gastos financieros. Podemos decir que la compra de un inmueble es la decisión económica más importante en la vida de una persona, y por eso nunca está de más tener claro qué, cuándo y cuánto deberá pagar al comprar una casa o un apartamento.

Cada propiedad residencial requiere inversión de dinero para su mantenimiento y conservación en buenas condiciones, independientemente de si usted vive en ella, la alquila o no.

 

Impuestos y tasas obligatorias

 

Al comprar una casa o un apartamento en España, además de un préstamo hipotecario en su caso, usted también será obligado a pagar una serie de otras tasas e impuestos obligatorios.

El Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) es un impuesto anual a nivel provincial, que se paga al ayuntamiento de la ciudad. La misma autoridad establece su cuota de entre el 0,4 % y el 1,1 % del valor catastral del inmueble. El IBI también se paga por el parquin de coche o moto. Aunque depende de cada ciudad y municipio, así como del objeto inmueble en sí, este impuesto puede ser en promedio de 200 a 1.000 euros.

Aparte del impuesto sobre bienes inmuebles, las personas no residentes que son dueños de una propiedad en España deben pagar el impuesto sobre la renta de no residentes (Impuesto de la Renta para No Residentes o IRNR). Este impuesto se calcula para cada uno de su propia propiedad como interés imputado (ficticio) del 1,1 % del valor catastral, al que se le aplica la tasa del 24 %.

Si usted no posee las propiedades durante todo el año o alquila su inmueble, entonces, el interés imputado (el 1,1 % del valor catastral) se reduce en proporción al número de días durante los cuales usted utilizó su propiedad o esta podría ser utilizada por el propietario.

Por ejemplo, para los apartamentos con un valor catastral de 300.000 euros, que fue su propiedad durante todo el año, se debe declarar el ingreso anual ficticio de 3.300 euros (1,1% de los 300.000 euros) y pagar el impuesto de 792 euros (24 % de 3.300 euros).

Si no hay ningún valor catastral (por ejemplo, en caso de inmuebles de nueva construcción), en su lugar se toma el mayor número de los dos siguientes: el precio de compra o el valor de tasación de la Agencia Tributaria.

 

En cuanto a la forma y el momento de declaración y pago de este impuesto, tiene que llenar un formulario 210 (Modelo 210) y se puede declarar y pagarlo durante el año siguiente. Por ejemplo, los impuestos del 2017 pueden pagarse hasta el 31 de diciembre de 2018.

Tasa estatal para la recolección y eliminación de basuras. Sirve para financiar los servicios de recogida de residuos, y su importe no puede exceder el costo total de este servicio, ya que el ayuntamiento no puede beneficiarse de la prestación de este servicio a los ciudadanos.

Tasa por el mantenimiento de canalización de agua. Se trata de una cuota de acceso a la red de agua potable y su canalización, y es más común en los municipios donde el agua es escasa o la utilidad de agua requiere reparaciones especiales. A veces, la comunidad de propietarios paga esta tasa, que se aplica a todo el edificio.

 

Pagos de comunidad y otros gastos

 

Además de impuestos, como propietario en España, también tendrá otros gastos mensuales o anuales.

Comunidad de propietarios. Este es un pago obligatorio y sirve para cubrir los costos de una cooperativa de propietarios de viviendas del mismo bloque o urbanización. La cantidad específica dependerá de los servicios disponibles en el edificio o en el territorio de la urbanización, y puede variar desde 30 a 400 euros, y hay que añadir los posibles gastos extraordinarios debidos a las situaciones imprevistas.

Seguro de inmuebles. El seguro de una casa o un apartamento en España no es obligatorio, excepto en los casos de incendio de objetos comprados con una hipoteca. Sin embargo, es recomendable tener una póliza de seguro para resolver cualquier problema que pueda surgir en el hogar. Su precio dependerá de los bienes y servicios asegurados incluidos, y de la cobertura, por lo que puede variar desde 300 euros hasta 1.000 por año.

Reparación y depreciación de la propiedad. Cuando usted es el dueño, si cualquier objeto o elemento de la casa se rompe o resulta inutilizable, entonces el precio de su reparación o reemplazo recae en usted, incluyendo desde las tuberías de desagüe hasta la mesa en la sala de estar. Además, cada inmueble se amortiza, y esto se refleja en los indicadores económicos. En el caso de un alquiler, esto se llama depreciación de la propiedad, que se puede deducir de la cuota mensual del alquiler.

Pagos de la hipoteca. Si usted compró su casa en España con una hipoteca, tendrá que pagar las cuotas mensuales, que puede ir de 300 a 800 euros, dependiendo de sus condiciones individuales.

Pagos de suministros. Todos los servicios necesarios para la casa (agua, gas y electricidad) deben pagarse cada mes. En este caso, es difícil establecer un precio promedio, ya que dependerá del tipo de vivienda y el tiempo que se pasa en casa. Debe tenerse en cuenta que incluso si su propiedad en España está vacía, cada dos o tres meses debe pagar impuestos y tarifas para el mantenimiento y conservación del canal de agua y de los sistemas de suministro de gas y energía.

 

Otros gastos adicionales pueden ser la instalación del alarma de protección de inmuebles (de 60 a 200 euros por mes); Internet y teléfono de casa (de 30 a 70 euros por mes); etcétera.

En general, los gastos de poseer una casa o un apartamento en España pueden ser de 500 a 2.000 euros al mes. Algunos gastos son opcionales (internet, sistema de seguridad, etc.) y permiten reducir las cifras mencionadas. Obviamente, muchos de estos gastos se pueden minimizar aplicando una política racional de consumo (calefacción, teléfono).

Pero hay que tener en cuenta que las cuotas de comunidad o del impuesto IBI, correspondientes y no sujetas a reducción, pueden variar dependiendo de la ubicación de la propiedad en España, de la urbanización y de la calidad de sus servicios.

Share on |

Latest tweets

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN PARA RECIBIR TODAS NOTÍCIAS

Os vamos a ofrecer las ofertas exclusivas del mercado (no spam)