Request was sended

Su mensaje ha sido enviado correctamente. Nos ponemos en contacto en 24 horas.

Contáctenos!

Fill the form below and one of our agents will contact you as soon as possible to guide you through your selection process.

Subscríbase a las actualizaciones

I've read and accepted the legal

Compare Listings

diciembre 16, 2016

La presión fiscal en España

Share on |
La presión fiscal en España

Aquellos fondos que España recibe en forma de impuestos y cotizaciones sociales de sus ciudadanos están bastante lejos de los números de algunas potencias europeas. De hecho, el país ocupa una posición muy discreta entre la Unión Europea cuando se trata de esta cuestión.

Según Eurostat, la oficina estadística de la UE, la presión fiscal en España, que consiste en los impuestos directos e indirectos y contribuciones a la seguridad social a la economía del país, el año pasado alcanzó el 34,6% del PIB, que es una décima más comparado con el 2014.

Si además comparamos estos datos con otros países de la Unión Europea, podemos ver que España está en la parte inferior de la tabla: 17 de los 28 países pertenecientes a la Unión Europea registraron una tasa más alta.

En promedio en la Unión Europea la carga tributaria durante el último año estaba alrededor del 40% del PIB nacional, mientras que en la zona del euro alcanzó el 41,4%. Encabezan la lista Francia, Dinamarca y Bélgica, donde la presión fiscal es superior al 47% del PIB, mientras que en Austria, Suecia y Finlandia es ligeramente por debajo del 45%, y en Italia es igual al 43,5%. Estos son los siete países con mayor carga fiscal y los que, además, superan la media de la zona del euro.

En Alemania, por su parte, este índice está por debajo de la media, es decir, el 40% del PIB, aunque todavía están de acuerdo con los datos estadísticos presentados para la UE. En par con esta figura están los países como Grecia, Hungría, Luxemburgo, los Países Bajos, Croacia y Portugal, con la carga fiscal de más del 35%, mientras que en el Reino Unido, Malta o España este porcentaje se reduce aún más. República Checa, Estonia, Polonia, Chipre y Eslovaquia se sitúan aún más por detrás de España, a pesar de la presión fiscal superior al 30% del PIB nacional.

Por debajo de este nivel encontramos países como Letonia, Lituania, Bulgaria, Rumania y la República de Irlanda, el único país donde este porcentaje es inferior al 25%. Sin embargo, en el caso de Irlanda, la agencia Eurostat hace una aclaración importante: en el cálculo de su PIB ha influido el traspaso al país de las actividades de las grandes corporaciones transnacionales de fuera de la Unión Europea.

¿Pero qué partidas tributarias son las más rentables para los estados europeos? En el caso de España, y según los datos de Eurostat, la mayor proporción de los ingresos fiscales provienen de las contribuciones sociales, más exactamente el 12,3% del PIB. Sin embargo, esta cifra española está por debajo de la media de la UE (13,2%) y de la zona euro (15,3%).

Por otra parte, se observa la misma diferencia en las principales partidas de los impuestos. Por ejemplo, los ingresos que provienen del impuesto sobre la renta y los activos personales de las personas físicas (IRPF) ascendieron al 10,1% del PIB de España, que es casi tres puntos porcentuales por debajo de la media de la UE y de la zona del euro, mientras que en caso de los ingresos del IVA la diferencia era algo mayor: el 6,5% en España, que es unas décimas menos que el promedio de datos para los países del viejo continente.

Share on |

Latest tweets

Le gustaría vender su propiedad?

Advertise it with Lusa Realty for a fast sale at the best possible price!

Envíanos su propiedad

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN PARA RECIBIR TODAS NOTÍCIAS

Os vamos a ofrecer las ofertas exclusivas del mercado (no spam)