Request was sended

Su mensaje ha sido enviado correctamente. Nos ponemos en contacto en 24 horas.

Contáctenos!

Fill the form below and one of our agents will contact you as soon as possible to guide you through your selection process.

Subscríbase a las actualizaciones

I've read and accepted the legal

Compare Listings

septiembre 14, 2017

Préstamos hipotecarios en España: mitos y realidad

Share on |
Préstamos hipotecarios en España: mitos y realidad

Préstamos hipotecarios en España: ¿cómo son?

Para comprar una casa de sus sueños en España, puede considerar la opción de solicitar una hipoteca. Muchos europeos han recurrido a la ayuda de instituciones financieras que ofrecen condiciones de préstamos bastante favorables.

Datos específicos sobre la hipoteca en España

El sistema de préstamos para la compra de viviendas en España cumple las principales normativas de la Unión Europea y del Banco Central Europeo. Los préstamos se ofrecen con tipos de interés fijos o variables. Las condiciones dependerán de los documentos que usted proporcione en el momento de la solicitud.

Los préstamos hipotecarios en España pueden obtener residentes y no residentes del país, pero la lista de documentos y los requisitos serán diferentes.

La cuantía de la hipoteca se concede como un porcentaje de la tasación o del precio de compra de la propiedad, en base de la cifra menor de estas dos. El importe máximo del préstamo es del 80%, mientras que muchas entidades de crédito limitan esta cifra al 60-70% para no residentes en España, así como a los solicitantes que residen fuera de la Unión Europea. Por lo tanto, un punto importante es la disponibilidad de un pago inicial de 20-30% del precio del inmueble y del 10% para el pago de impuestos y tasas obligatorias al registrar una transacción de venta de una propiedad en España. Un mayor porcentaje de la hipoteca puede obtenerse en aquellos casos en los cuales el inmueble pertenece directamente al banco acreedor.

El plazo máximo para la emisión de un préstamo hipotecario en España es de 20 a 30 años. Las restricciones de edad para el solicitante del préstamo varían entre 60 años y 75 años en el momento del reembolso total de la hipoteca. En general, los bancos españoles prefieren que los préstamos puedan ser pagados por el prestatario en no más de 20 años.

En España existen hipotecas con tasa de interés fija o variable. Por lo general, las tasas varían dependiendo de la institución financiera, pero son tarifas competitivas. Los tipos fijos están vinculados al índice EURIBOR, que se establece por el Banco Central Europeo. Debido al bajo nivel de EURIBOR, las tasas hipotecarias fijas son más altas que las variables, pero proporcionan estabilidad a largo plazo. La mayoría de los préstamos a tasa fija tienen mayores penalidades por pago anticipado en comparación con las hipotecas con tasa variable.

Documentos necesarios para solicitar una hipoteca en España

 

Al solicitar un préstamo hipotecario es necesario proporcionar una serie de documentos para que los empleados del banco puedan evaluar la solvencia del prestatario. Esta solvencia debe ser bastante alta, ya que los pagos mensuales del préstamo no pueden superar más de un tercio de los ingresos mensuales. Por lo tanto, el banco estudiará en detalle sus ingresos mensuales, así como el objeto de la hipoteca, es decir, la propiedad para la cual se solicita el préstamo.

Es importante presentar todos los documentos solicitados por el banco con rapidez y claridad, porque así simplificamos su trabajo, reducimos los riesgos y en definitiva aumentamos las posibilidades de obtener una respuesta positiva a nuestra solicitud.

 

Hay dos tipos de documentos para pedir una hipoteca:

 

1. Documentos para la evaluación del inmueble (garantía hipotecaria).

 

• Un extracto del Registro de la Propiedad que certifica los derechos de la propiedad, y también muestra los gravámenes existentes, por ejemplo, hipotecas anteriores.

• Un contrato de compraventa o un informe oficial de evaluación, según el cual el banco podrá estimar el valor del inmueble y ofrecerle el porcentaje máximo de financiación, que en la mayoría de los casos es del 80% del valor más pequeño entre el precio de venta y la valoración.

• Último recibo del impuesto IBI pagado (impuesto de la propiedad) para asegurarse de que no hay deudas tributarias.

• Certificado de seguro de vivienda.

 

2. Documentos para evaluar los ingresos y la solvencia del prestatario.

 

También usted tendrá que presentar al banco documentos para evaluar sus ingresos y determinar la capacidad de reembolso del préstamo solicitado.

• DNI o NIE (para extranjeros).

• Vida laboral.

• Declaración de pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los últimos 2-3 años.

• Extracto de cuenta bancaria de los últimos meses.

• Documentos sobre otras propiedades, si hay.

• Documentos que confirman ingresos procedentes del alquiler de otros inmuebles.

• Aval del pago del préstamo.

• Otros documentos a consideración por el banco.

Hay que tener en cuenta que los bancos españoles no siempre tienen criterios claramente definidos en relación con los documentos requeridos, y algunos incluso permitir que sus directores regionales establezcan una lista propia y las tasas de interés dentro de ciertos límites establecidos por la oficina central. Es por eso por lo que es especialmente importante preparar muy bien la documentación necesaria antes de solicitar una hipoteca para la compra de la vivienda a un banco español.

Share on |

Latest tweets

Le gustaría vender su propiedad?

Advertise it with Lusa Realty for a fast sale at the best possible price!

Envíanos su propiedad

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN PARA RECIBIR TODAS NOTÍCIAS

Os vamos a ofrecer las ofertas exclusivas del mercado (no spam)