Request was sended

Su mensaje ha sido enviado correctamente. Nos ponemos en contacto en 24 horas.

Contáctenos!

Fill the form below and one of our agents will contact you as soon as possible to guide you through your selection process.

Subscríbase a las actualizaciones

I've read and accepted the legal

Compare Listings

agosto 21, 2017

Restricciones para abrir un negocio para no residentes en España

Share on |
Restricciones para abrir un negocio para no residentes en España

Restricciones para hacer negocios para no residentes en España

España ocupa una posición privilegiada en el mapa de negocios de Europa y es una excelente plataforma para realizar negocios internacionales. Tener su propia empresa aquí tiene una serie de ventajas que muchos empresarios, tanto los residentes y no residentes de España, quieren aprovechar. Si usted es un no residente, gracias a un excelente sistema de transporte, puede viajar fácilmente entre el país de origen y España para estar en contacto constante con familiares y amigos y, al mismo tiempo, continuar llevando su negocio en ambos países.

Aspectos legales de abrir un negocio en España

¿Puedo crear una empresa o abrir un negocio en España, siendo un no residente? La respuesta es sí, pero hay que tener en cuenta varias restricciones legales. Si además de crear su propia empresa su intención es trabajar en ella, por ejemplo, siendo su gerente o el administrador con un sueldo oficial, entonces en este caso tendrá que solicitar y obtener el permiso de residencia en España que autoriza a trabajar por cuenta propia. Sin un permiso de residencia en España, no podrá trabajar, y deberá nombrar como director de su empresa a una persona con nacionalidad española o un ciudadano de otro país, pero con un permiso de residencia permanente en España.

Formas organizativas de abrir un negocio

Un no residente en España puede abrir una empresa o ser un empresario individual (si dispone del permiso de residencia correspondiente). La abertura y el registro de una empresa en España es un proceso bastante simple y no difiere en etapas para los residentes y no residentes del país. En este caso, es obligatorio registrar la empresa nueva en el Registro Mercantil de España y se requiere un capital inicial mínimo de 3.000 euros. Diferentes tipos de empresas ofrecen una amplia gama de oportunidades que satisfacen todas las necesidades y requisitos. La forma jurídica más común en España es la Sociedad Limitada S.L. (analógico de “OOO” en Rusia). Después de haber definido la forma de negocios, en poco más de un mes, los inversores y empresarios pueden abrir una empresa preparada para trabajar en España.

Hacer negocios como empresario privado (análogo de “ИП” en Rusia) es una solución común para aquellos que quieren dar los primeros pasos en sus proyectos empresariales. Este tipo se dirige principalmente a iniciativas que no requieren un capital inicial alto, en cuyo caso no se define la cantidad mínima de inversión. Esta forma jurídica tampoco requiere inscripción en el Registro Mercantil de España. En cuanto a la fiscalidad, el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) cobrado en este caso es inferior al impuesto sobre los beneficios de las sociedades en España.

 Las áreas de actividad más populares

Tanto los residentes como los no residentes en España tienen el derecho de abrir negocios sin restricciones en el ámbito de la economía de su elección. Indudablemente, dadas las características climáticas del país, el turismo, el mercado inmobiliario, los restaurantes y la prestación de diversos tipos de servicios son los ámbitos especialmente populares.

Además, en los últimos años, una nueva forma de hacer negocios, la franquicia, se ha convertido en muy popular. El éxito es casi asegurado gracias al uso de una marca conocida y su reputación.

Este tipo de negocio tiene algunas ventajas sobre el sistema tradicional: alta rentabilidad y reducción de los riesgos de quiebra, así como ausencia de necesidad de invertir en una campaña publicitaria. Al mismo tiempo, la empresa de franquicias no tiene la oportunidad de hacer negocios a su propia manera, ya que una de las principales condiciones es el cumplimiento del sistema de trabajo con los requisitos de la empresa matriz.

España es un país donde cada vez más extranjeros deciden realizar inversiones y abrir su propio negocio. La apertura de una pequeña o mediana empresa en España es una gran idea para empresarios que no son ciudadanos de los países de la UE y quienes desean obtener permiso de residencia. Pero no se olvide de tener una formación adecuada en cuestiones jurídicas, económicas y contables sobre el funcionamiento de negocios en España para tener confianza en el éxito de su proyecto.

Share on |

Latest tweets

Le gustaría vender su propiedad?

Advertise it with Lusa Realty for a fast sale at the best possible price!

Envíanos su propiedad

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN PARA RECIBIR TODAS NOTÍCIAS

Os vamos a ofrecer las ofertas exclusivas del mercado (no spam)